viernes, 12 de junio de 2009

Dos meses

Sin darme cuenta, ayer hice dos meses en Berlín. Tengo excusa: estoy liada con los ya mencionados exámenes de alemán y tengo que estudiar muuuuucho más de lo que creía en un principio. Bueno, como dicen por ahí, "impossible is nothing". Vamos, que si un argentino con problemas de crecimiento ha llegado al Barça yo puedo aprobar la escuela de idiomas.

Y ahora, al igual que en el post del mes pasado, vamos a hacer balance:

- He visitado la East Side Gallery (la parte conocida del muro). Conocía el que está al lado del Ministerio de Hacienda, que es feo y sin pintadas, pero no es lo mismo.

- Por fin encontré un compañero de tandem normal. El chaval se está pegando la vida padre (lleva tres viajes desde que me lo asignaron) y esta mañana me ha mandado un mensajillo a Facebook diciéndome que en España estáis a 37 grados (unos tanto y otros tan poco).

- Un señor italiano reclamó mi paternidad durante una barbacoa, con una notable falta de éito.

- He ido con abrigo varios días en pleno mes de junio... y sigo preguntándome cómo puede ser que en abril hiciera más calor que ahora.

- Ya sé qué edad tiene mi hermanito alemán negro con rastas.

- He sobrevivido a dos conferencias en alemán sobre poesía conceptual.

- Repetí el tour por Berlín que hice el primer mes, esta vez con compañía (éramos 4).

- Nada más terminar el tour arriba mencionado, vi lo que es la lluvia cuando cae en serio. Tan en serio, que tardamos tres horas llegar a un sitio que estaba a 10 minutos.

- Sé dónde venden los mejores cereales del mundo. Sólo diré que son de galleta de chocolate... rellenos de chocolate.

- He hecho cosas que negaré el resto de mi vida. Concretamente, haber animado al Barça durante la final de la Liga de Campeones y haber programado páginas web que violan todos y cada uno de los principios básicos del diseño.

Hale, este ha sido mi segundo mes. Espero que lo hayáis disfrutado.

6 comentarios:

  1. Intrusismo laboral... si no sabes, pregunta a Laura :P

    ResponderEliminar
  2. Sí, por desgracia sí que sé lo que es

    ResponderEliminar
  3. Esto significa que... ¡te queda un mes para volver! Disfruta un mes más de ese Berlín que te ha enamorado ¡y cuéntanoslo!

    ResponderEliminar